Revista Digital



Encuesta

¿Crees que los cambios en la SHCP modifiquen los proyectos de infraestructura de la 4T?

Clima

Mostly Cloudy

21°C

Aguascalientes

Mostly Cloudy

Humidity: 30%

Wind: 27.36 km/h

  • 03 Jan 2019

    Cloudy 21°C 8°C

  • 04 Jan 2019

    Mostly Cloudy 22°C 8°C



En un diagnostico señalado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) se menciona que el costo de construcción del proyecto del Tren Maya es muy probable que aumente entre cuatro y 10 veces más que los 120 o 150 millones de pesos (mdp) que estima el Gobierno federal.

El Instituro Mexicano señala que el proyecto del Tren Maya enfrenta desafíos económicos, ambientales y sociales, por lo que la experiencia internacional muestra que, en promedio, los proyectos ferroviarios elevan su costo en 45% sobre lo presupuestado.

Las experiencias a nivel mundial y nacional señalan que, para crear un proyecto de infraestructura ferroviaria que genere ganancias, o que no necesite de subsidios gubernamentales, es necesario que el gobierno haga una evaluación correcta de los costos estimados, señala el instituto.

Al hacer el análisis de los desafíos que enfrentan este tipo de megaproyectos, el Imco destaca como principales, el aforo, la densidad poblacional, la conectividad, el uso principal de las vías y la competencia del tren con otros medios de transporte existentes.

El diagnóstico estima que el costo de construcción del Tren Maya asciende a entre 479,920 mdp y 1 billón 599,767 mdp, un rango de entre cuatro a 10 veces mayor que los 120 a 150,000 mdp estimados por el Gobierno federal.

De acuerdo con la institución, el peor escenario sería aquel en el que la construcción de la ruta ferroviaria no cumpla con sus objetivos de proporcionar crecimiento y desarrollo integral a las comunidades por las que pasará, y que el Gobierno federal termine subsidiando con los recursos de los contribuyentes la vida útil de otro proyecto sin beneficios para nadie.

El Imco refiere sobre las preocupaciones sociales, que 56% de la superficie de los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo son propiedad social, y señaló que estos predios están compuestos por más de 1,406 núcleos agrarios, de los cuales casi 100% corresponde a ejidos.

La institución indica que también se deben incorporar actividades distintas al turismo en la planeación de la obra; asegurar que las líneas se construyan en tramos urbanos, densamente poblados y cortos, y obtener la totalidad de los derechos de vía de los tres tramos antes de iniciar la obra.

 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Palacio de los Deportes / Félix Candela

Palacio de los Deportes / Félix Candela

Arquitecto: Félix Candela  Ubicación: Río Churubusco, Iztacalco, Ciudad de México Área: 27171.0 m2 Año Proyecto: 1968 La construcción del Palacio de los Deportes empezó en el año de 1966 y fue concluida para 1968, año...



En un diagnostico señalado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) se menciona que el costo de construcción del proyecto del Tren Maya es muy probable que aumente entre cuatro y 10 veces más que los 120 o 150 millones de pesos (mdp) que estima el Gobierno federal.

El Instituro Mexicano señala que el proyecto del Tren Maya enfrenta desafíos económicos, ambientales y sociales, por lo que la experiencia internacional muestra que, en promedio, los proyectos ferroviarios elevan su costo en 45% sobre lo presupuestado.

Las experiencias a nivel mundial y nacional señalan que, para crear un proyecto de infraestructura ferroviaria que genere ganancias, o que no necesite de subsidios gubernamentales, es necesario que el gobierno haga una evaluación correcta de los costos estimados, señala el instituto.

Al hacer el análisis de los desafíos que enfrentan este tipo de megaproyectos, el Imco destaca como principales, el aforo, la densidad poblacional, la conectividad, el uso principal de las vías y la competencia del tren con otros medios de transporte existentes.

El diagnóstico estima que el costo de construcción del Tren Maya asciende a entre 479,920 mdp y 1 billón 599,767 mdp, un rango de entre cuatro a 10 veces mayor que los 120 a 150,000 mdp estimados por el Gobierno federal.

De acuerdo con la institución, el peor escenario sería aquel en el que la construcción de la ruta ferroviaria no cumpla con sus objetivos de proporcionar crecimiento y desarrollo integral a las comunidades por las que pasará, y que el Gobierno federal termine subsidiando con los recursos de los contribuyentes la vida útil de otro proyecto sin beneficios para nadie.

El Imco refiere sobre las preocupaciones sociales, que 56% de la superficie de los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo son propiedad social, y señaló que estos predios están compuestos por más de 1,406 núcleos agrarios, de los cuales casi 100% corresponde a ejidos.

La institución indica que también se deben incorporar actividades distintas al turismo en la planeación de la obra; asegurar que las líneas se construyan en tramos urbanos, densamente poblados y cortos, y obtener la totalidad de los derechos de vía de los tres tramos antes de iniciar la obra.