Revista Digital


La decisión tomada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sobre cancelar la licitación para administrar y dar mantenimiento a carreteras del sureste de México, no será perjudicial para la operación de la infraestructura, sin embargo, es una oportunidad perdida para ahorrar recursos.
 
Roberto Ballinez, especialista en Infraestructura de HR Ratings, considera que con el modelo de Asociación Público Privada (APP), que se planeaba llevar a cabo, pudo haber ventajas en estándares de calidad y financiamiento que ayudarían al gobierno a complementar su mejora de infraestructura, pero, sobre todo, se habría podido no desembolsar dinero en los proyectos carreteros y redireccionarlos a otras necesidades.

“Frente al escenario que estamos viviendo, representa una muy buena estrategia ya que el gobierno federal no tendría que desembolsar esos recursos a través del Fonadin y Capufe para emprender esas acciones. La rehabilitación y operación se la deja al privado y es el privado el que corre el riesgo y aunque corra riesgo se debe comprometer a cumplir ciertos estándares”, detalla.

La zona, por las condiciones climatológicas que provocan un ambiente húmedo, caluroso y con inundaciones, podría demandar mayores recursos para su conservación y, aunque Caminos y Puentes Federales (Capufe) cuenta con la experiencia técnica para llevarlo a cabo, como indica la SCT, podría haber dificultades en obtener los recursos necesarios.

“Es un tema de prioridades. ¿Hoy por hoy tienes recursos para hacerlo? Pues hazlo, pero no, hay otras necesidades que pudieran demandar esos recursos. El tema es la eficiencia de la asignación”, considera Roberto Ballinez.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) que representa a empresas del sector privado, también lamenta la decisión de no llevar a cabo la APP, aunque considera que lo fundamental es que el gobierno invierta en infraestructura carretera.

A mediados del 2019, el gobierno anunció que el Paquete Noreste de carreteras sería operado a través de una APP, cuya licitación ganó la empresa Coconal. Luego de la decisión, se anunció que se realizaría el mismo mecanismo para Paquete Sureste.

Los conjuntos de autopistas suman 522 kilómetros y se distribuyen entre Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz, y fue valuado en 14,000 millones de pesos. Para la licitación se apuntaron ocho propuestas, entre las que destacó un súper consorcio formado por compañías como ICA, Prodemex, Mota Engil, entre otras.

Sin embargo, luego de tres aplazamientos, la SCT solicitó a Banobras la cancelación del proceso debido a que no había necesidad de ejecutar el concurso

Las consideraciones fueron optimizar el uso de ingresos derivados de la explotación del macrotítulo de concesión, otorgado por el gobierno al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), además de aprovechar la experiencia de Capufe.

 


 

FUENTE: https://obras.expansion.mx





 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Arquitectos: Grafton Architects Ubicación: Londres, Reino Unido  Área: 9,400 m2 Año Proyecto: 2020 Construcción: Willmott Dixon Fotografía: Ed Reeve y Dennis Gilvert  El proyecto se trata de un edificio de enseñanza para la Universidad de Kingston...

La decisión tomada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sobre cancelar la licitación para administrar y dar mantenimiento a carreteras del sureste de México, no será perjudicial para la operación de la infraestructura, sin embargo, es una oportunidad perdida para ahorrar recursos.
 
Roberto Ballinez, especialista en Infraestructura de HR Ratings, considera que con el modelo de Asociación Público Privada (APP), que se planeaba llevar a cabo, pudo haber ventajas en estándares de calidad y financiamiento que ayudarían al gobierno a complementar su mejora de infraestructura, pero, sobre todo, se habría podido no desembolsar dinero en los proyectos carreteros y redireccionarlos a otras necesidades.

“Frente al escenario que estamos viviendo, representa una muy buena estrategia ya que el gobierno federal no tendría que desembolsar esos recursos a través del Fonadin y Capufe para emprender esas acciones. La rehabilitación y operación se la deja al privado y es el privado el que corre el riesgo y aunque corra riesgo se debe comprometer a cumplir ciertos estándares”, detalla.

La zona, por las condiciones climatológicas que provocan un ambiente húmedo, caluroso y con inundaciones, podría demandar mayores recursos para su conservación y, aunque Caminos y Puentes Federales (Capufe) cuenta con la experiencia técnica para llevarlo a cabo, como indica la SCT, podría haber dificultades en obtener los recursos necesarios.

“Es un tema de prioridades. ¿Hoy por hoy tienes recursos para hacerlo? Pues hazlo, pero no, hay otras necesidades que pudieran demandar esos recursos. El tema es la eficiencia de la asignación”, considera Roberto Ballinez.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) que representa a empresas del sector privado, también lamenta la decisión de no llevar a cabo la APP, aunque considera que lo fundamental es que el gobierno invierta en infraestructura carretera.

A mediados del 2019, el gobierno anunció que el Paquete Noreste de carreteras sería operado a través de una APP, cuya licitación ganó la empresa Coconal. Luego de la decisión, se anunció que se realizaría el mismo mecanismo para Paquete Sureste.

Los conjuntos de autopistas suman 522 kilómetros y se distribuyen entre Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz, y fue valuado en 14,000 millones de pesos. Para la licitación se apuntaron ocho propuestas, entre las que destacó un súper consorcio formado por compañías como ICA, Prodemex, Mota Engil, entre otras.

Sin embargo, luego de tres aplazamientos, la SCT solicitó a Banobras la cancelación del proceso debido a que no había necesidad de ejecutar el concurso

Las consideraciones fueron optimizar el uso de ingresos derivados de la explotación del macrotítulo de concesión, otorgado por el gobierno al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), además de aprovechar la experiencia de Capufe.

 


 

FUENTE: https://obras.expansion.mx