Edición Aguascalientes

Edición Guanajuato

Edición Monterrey



La bioarquitectura no solo se construye con materiales de la naturaleza, sino que también entran en juego las formas, la conexión con la tierra y las energías positivas.

Es decir, al final el concepto bioarquitectura engloba toda aquella arquitectura que busca establecer unas relaciones equilibradas entre lo construido, el medio ambiente, el entorno y las personas que habitan estos espacios.

Además, a nivel constructivo, se intenta dar la mejor repuesta y uso a los recursos energéticos del lugar, para así generar el menor impacto posible sobre el medio ambiente local.

Un bio-arquitecto no sólo es contratado para hacer casas, sino que también puede construir todo tipo de edificaciones. 

Numerosos testimonios cuentan cómo los sanatorios y consultorios médicos se han beneficiado con este tipo de arquitectura que no sólo respeta a la naturaleza sino que también le hace bien al individuo que allí se hospede. Es increíble, pero en esos lugares, la gente se siente mejor y trabaja de manera confortable y en armonía, eso que tanto buscas y no logras encontrar.

La bioarquitectura no es sólo una manera de construir, sino que es un equilibrio entre la energía de la tierra, los materiales y el ser humano.

Facebook

Edición Aguascalientes

Edición Guanajuato

Edición Monterrey

Proyectos Arquitectonicos

¡Norman Foster, un arquitecto “fuera de serie”!

¡Norman Foster, un arquitecto “fuera de serie”!

Norman Robert Foster es uno de los arquitectos más reconocidos a nivel mundial, fue galardonado con el premio Pritzker en 1999 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes...


La bioarquitectura no solo se construye con materiales de la naturaleza, sino que también entran en juego las formas, la conexión con la tierra y las energías positivas.

Es decir, al final el concepto bioarquitectura engloba toda aquella arquitectura que busca establecer unas relaciones equilibradas entre lo construido, el medio ambiente, el entorno y las personas que habitan estos espacios.

Además, a nivel constructivo, se intenta dar la mejor repuesta y uso a los recursos energéticos del lugar, para así generar el menor impacto posible sobre el medio ambiente local.

Un bio-arquitecto no sólo es contratado para hacer casas, sino que también puede construir todo tipo de edificaciones. 

Numerosos testimonios cuentan cómo los sanatorios y consultorios médicos se han beneficiado con este tipo de arquitectura que no sólo respeta a la naturaleza sino que también le hace bien al individuo que allí se hospede. Es increíble, pero en esos lugares, la gente se siente mejor y trabaja de manera confortable y en armonía, eso que tanto buscas y no logras encontrar.

La bioarquitectura no es sólo una manera de construir, sino que es un equilibrio entre la energía de la tierra, los materiales y el ser humano.