Revista Digital


Safdie Architects encargada de la construcción del aeropuerto Jewel Changi, en Singapur dio a conocer imagenes del proyecto con la cascada interior más alta del mundo, un frondoso bosque interior y un verdadero sendero que conecta los servicios típicos de un aeropuerto. 

El proyecto tiene inauguración prevista para el 17 de abril de este año y pretende reinventar el espacio público no solo como un espacio intermedio genérico para los viajeros, sino como una gran atracción. Una línea de transporte público intersecta el interior del domo central desde la ciudad, generando un nudo de encuentro público. 

La estructura, una cúpula de vidrio, alberga un exuberante bosque plantado que sube por los lados de la estructura. El jardín incluirá senderos serpenteantes, áreas para sentarse e incluso una serie de cascadas artificiales. Un óvulo en el centro del espacio, llamado Rain Vortex, permitirá que el agua caiga en cascada hacia el centro del espacio.



Una vez concluido, el edificio tendrá la cascada interior más alta del mundo. El agua de lluvia que cae en la fuente se bombeará a través de la cascada y se utilizará en todo el aeropuerto
 para servicios de construcción y sistemas de riego de jardines. El óculo y el agua que fluye también actúan como un sistema de enfriamiento pasivo.

Los visitantes también podrán disfrutar de cinco niveles de espacio comercial a ambos lados del jardín interior. Los valles verticales atraviesan el espacio comercial, permitiendo el acceso entre las dos zonas y llevando la luz a los niveles inferiores.

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Arquitectos: Adamo Boari - Federico E. Mariscal Ubicación: Ciudad de México Año Proyecto: 1934 El Palacio de Bellas Artes inició su construcción en 1904, durante el gobierno de Porfirio Díaz, quien buscaba representar...

Safdie Architects encargada de la construcción del aeropuerto Jewel Changi, en Singapur dio a conocer imagenes del proyecto con la cascada interior más alta del mundo, un frondoso bosque interior y un verdadero sendero que conecta los servicios típicos de un aeropuerto. 

El proyecto tiene inauguración prevista para el 17 de abril de este año y pretende reinventar el espacio público no solo como un espacio intermedio genérico para los viajeros, sino como una gran atracción. Una línea de transporte público intersecta el interior del domo central desde la ciudad, generando un nudo de encuentro público. 

La estructura, una cúpula de vidrio, alberga un exuberante bosque plantado que sube por los lados de la estructura. El jardín incluirá senderos serpenteantes, áreas para sentarse e incluso una serie de cascadas artificiales. Un óvulo en el centro del espacio, llamado Rain Vortex, permitirá que el agua caiga en cascada hacia el centro del espacio.



Una vez concluido, el edificio tendrá la cascada interior más alta del mundo. El agua de lluvia que cae en la fuente se bombeará a través de la cascada y se utilizará en todo el aeropuerto
 para servicios de construcción y sistemas de riego de jardines. El óculo y el agua que fluye también actúan como un sistema de enfriamiento pasivo.

Los visitantes también podrán disfrutar de cinco niveles de espacio comercial a ambos lados del jardín interior. Los valles verticales atraviesan el espacio comercial, permitiendo el acceso entre las dos zonas y llevando la luz a los niveles inferiores.