Revista Digital




Se inauguró el recinto The Shed en la ciudad de Nueva York, la cual llevaba una década de trabajo y estuvo a cargo de Diller Scofidio + Renfro y Rockwell Group.


El edificio cuenta con un armazón telescópico de 120 metros que puede extenderse desde el edificio base cuando se necesita para actuaciones más grandes. El proyecto está conectado al High Line en la calle 30 de la misma ciudad para llevar las actuaciones y el arte al vecindario más nuevo de la ciudad.

Lo que incluye este proyecto: galerías, el Teatro Griffin con capacidad para 500 personas y el McCourt, una sala de usos múltiples para actuaciones e instalaciones a gran escala. En el piso superior, se presenta un espacio de ensayo, laboratorio para artistas locales y espacio para eventos. 

Con un espacio de 1.500 metros cuadrados, McCourt puede acomodar a una audiencia de 1,250 personas sentadas o más de 2,000 en pie. A su vez, las puertas grandes en los lados norte y este de McCourt se pueden abrir para convertirse en un pabellón al aire libre. Con la carcasa en su lugar, la plaza exterior crea un espacio para exposiciones y eventos al aire libre.

Se dice queThe Shed fue concebido como una paleta adaptable y estructural que permitirá a un grupo extraordinariamente diverso de creadores y artistas incorporar el edificio a su trabajo. 

A todo esto, la exhibición "Open Call" de The Shed
 muestra a 52 artistas y grupos con sede en Nueva York
 que no han recibido el apoyo de una gran institución cultural.

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Arquitectos: Adamo Boari - Federico E. Mariscal Ubicación: Ciudad de México Año Proyecto: 1934 El Palacio de Bellas Artes inició su construcción en 1904, durante el gobierno de Porfirio Díaz, quien buscaba representar...



Se inauguró el recinto The Shed en la ciudad de Nueva York, la cual llevaba una década de trabajo y estuvo a cargo de Diller Scofidio + Renfro y Rockwell Group.


El edificio cuenta con un armazón telescópico de 120 metros que puede extenderse desde el edificio base cuando se necesita para actuaciones más grandes. El proyecto está conectado al High Line en la calle 30 de la misma ciudad para llevar las actuaciones y el arte al vecindario más nuevo de la ciudad.

Lo que incluye este proyecto: galerías, el Teatro Griffin con capacidad para 500 personas y el McCourt, una sala de usos múltiples para actuaciones e instalaciones a gran escala. En el piso superior, se presenta un espacio de ensayo, laboratorio para artistas locales y espacio para eventos. 

Con un espacio de 1.500 metros cuadrados, McCourt puede acomodar a una audiencia de 1,250 personas sentadas o más de 2,000 en pie. A su vez, las puertas grandes en los lados norte y este de McCourt se pueden abrir para convertirse en un pabellón al aire libre. Con la carcasa en su lugar, la plaza exterior crea un espacio para exposiciones y eventos al aire libre.

Se dice queThe Shed fue concebido como una paleta adaptable y estructural que permitirá a un grupo extraordinariamente diverso de creadores y artistas incorporar el edificio a su trabajo. 

A todo esto, la exhibición "Open Call" de The Shed
 muestra a 52 artistas y grupos con sede en Nueva York
 que no han recibido el apoyo de una gran institución cultural.